‘La mirada del bosque’, en Barcelona (crónica y fotos)


El 8 de octubre, en vísperas del puente del Pilar, en el corazón centenario de la diáspora aragonesa en Cataluña, la sala Joaquín Costa del Centro Aragonés de Barcelona se convirtió por unas horas en territorio irlandés. La presentación de mi novela La mirada del bosque convocó no sólo a socios del Centro Aragonés, interesados en la nueva narrativa aragonesa, sino también a amigos de Irlanda, lectores habituales de Innisfree, como Eileen FitzGerald, Christi Cerdà, Íñigo Agirre, José Luis Clares, Francisco Machuca o Cris Valls. Ambos mundos probablemente se den cita en sus páginas.

La bienvenida corrió a cargo del presidente del Centro Aragonés Jacinto Bello, que ejerció como perfecto anfitrión. Al final les agradecí mucho tanto a él como a la bibliotecaria Cruz Barrio que hubieran hecho posible este acto. Me acompañaba en mi bautismo literario en Barcelona el escritor Ignacio Martínez de Pisón, que dedicó sus primeras palabras a recordar de forma entrañable a José Antonio Labordeta, que tantos libros había presentado en ese mismo lugar.

A continuación, Martínez de Pisón glosó mi afición pro-irlandesa y repasó las principales características de mi primera novela, ambientada precisamente en Irlanda. Calificó La mirada del bosque de una novela policíaca de “las de antes”. Antes de que la serie televisiva CSI impusiera el imperio de la ciencia sobre la sagacidad de los protagonistas (“antes del ADN”, llegó a decir); y antes de que los hackers resolvieran cualquier problema por imposible que fuera pirateando ordenadores con increíble simpleza (en velada alusión a la trilogía Millenium de Stieg Larsson). Y es que la acción transcurre en 1992, antes de CSI y del boom de Internet.

También destacó el presentador que, a pesar de mi pasión irlandesa, en la novela se presentaba una Irlanda no idealizada, esto es, con sus sombras y sus luces, con sus secretos bajo la alfombra, con sus crímenes y sus miserias, como corresponde a la literatura policíaca. Eso sí, un novela de género, pero trufada de costumbrismo y de sentido del humor, en la línea de autores como el siciliano Andrea Camilleri.

Al comenzar mi intervención, di lectura a una de las escenas más divertidas de la novela, en la que, sin desvelar nada de la trama policíaca, se nos presenta el humor de ambiente irlandés que caracteriza La mirada del bosque: un visitante, perdido por las carreteras de Donegal, pregunta cómo se va a Ballydungael, provocando situaciones equívocas y divertidas con los lugareños. Este evidente homenaje al inicio de El hombre tranquilo, de John Ford, dio pie a que me preguntara si aquella escena era humor irlandés o socarronería aragonesa (ya lo había apuntado Antón Castro en la presentación en Zaragoza). Más tarde, en el momento de las dedicatorias (con bolígrafo verde, como siempre), acuñé el término ‘eiregonés’ para definir este eventual mestizaje que los lectores quizá encuentren en este libro. Y es que nos hallamos ante una historia irlandesa narrada desde la óptica de un escritor aragonés.

Por cierto, confieso que ignoro cómo percibirán eso los irlandeses que puedan leer La mirada del bosque: ¿se sentirán identificados 😉 o, por el contrario, caricaturizados por un extraño? No tardaremos en saberlo.

Siguiendo el hilo de Martínez de Pisón, que dijo haber conocido mi pasión irlandesa en una cena en torno a Enrique Vila-Matas cuando éste visitó Zaragoza para presentar Dublinesca, quise compartir con los asistentes una anécdota de aquella velada: cuando me presenté ante Vila-Matas con la intención de que me dedicara su último libro, el prestigioso escritor se confesó lector habitual de mi blog Innisfree y llegó a citar algunas curiosidades históricas que había aprendido en él: como cuando se interrumpían los combates en el parque de St. Stephen’s Green durante el Levantamiento de Pascua de 1916, para que el guarda pudiera alimentar a los patos… Increíble, ¡algo así sólo podía pasar en Irlanda!

[Crónica de Chesús Yuste acerca de la presentación en Barcelona de su novela La mirada del bosque, 8/10/2010.]

[Más fotografías en el álbum de ‘La mirada del bosque’ en Flickr.]

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Curiosidades, Fotos, Información, Presentación. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s